martes, 28 de enero de 2014

En busca de la perfección, La Actual oranges.


             Cuando crees en tu proyecto y en el valor de marca, para ofrecer a los clientes de La Actual oranges la máxima calidad, frescura, sabor y aroma de sus cítricos, no hay nada que se deja al azar. Cada paso, cada detalle, cada pieza de fruta que se encaja en las cajas de La Actual oranges es escogida por sus altas cualidades y matices.

         Todo ello empieza buscando las mejores partidas de fruta, que satisfagan los exigentes estándares de calidad de  La Actual oranges. Es un trabajo arduo y difícil, pero la calidad de los productos de La Actual es su sello diferenciador respecto a su competencia, y sus clientes distinguen y saben apreciar esa diferencia. Por eso siguen adquiriendo desde hace ya más de 50 años, los frutos que La Actual suministra en los principales mercados Europeos.




                 La búsqueda de la mandarina de oro de La Actual es un trabajo largo y  muy costoso, pero a la vez gratificante cuando al final se encuentra el fruto perfecto, el fruto de La Actual. Porque no hay que olvidar que no todas la mandarinas pueden ir encajadas en las cajas de La Actual, únicamente las mejores, las más bellas y las más sabrosas.

             Una vez se ha encontrado ese fruto perfecto se lleva a cabo la prueba del mismo, para examinar su sabor, su acidez y su contenido en azúcar, que todo fruto de La Actual debe cumplir. Primero se examinan en el campo de la manera tradicional, y a continuación se realizan pruebas en la central de La Actual para verificar  que se cumplan todos los requisitos exigidos.

                 A continuación se presenta un reportaje de la manera tradicional de hacerlo:     











Las mandarinas de oro de La Actual